Food Trucks: la comida sobre ruedas en 360

En 2011 Mashable publicó un artículo con una selección de las 5 mejores apps para encontrar Food Trucks (o furgonetas de comida) cerca de donde estabas. En 2015 -esta vez no solo vamos lentos por lo de siempre; también hay algunos problemas con la legislación- parece que la fiebre del Food Truck llega a nuestra tierra como suelen llegar todas las modas o tendencias: a lo bruto. Quizá terminemos el año con más Food Trucks que habitantes, que todo puede ser o quizá, en un año, estemos hablando de la burbuja de los Food Trucks.

MadrEat

 

En esta ocasión, es una moda que acojo encantada ya que es algo de lo que siempre he disfrutado fuera de nuestras fronteras y que echaba de menos a la vuelta a mi rutina diaria. Fantaseo con esos espacios de oficinas neoyorquinos donde tu apetito se puede saciar entre camiones de burritos, camiones de perritos calientes, camiones de hamburguesas o un camión vegano con un cocinero tatuado y barbudo que te dé los buenos días con un suave acento canadiense. Por ejemplo.

Que los Food Trucks se hayan convertido en algo hipster en plena efervescencia de la alta gastronomía cool, no solo ha renovado la estética de los cocineros que hay detrás de los mostradores (el mismo rollito tatuado-malote de los futbolistas pero dirigido hacia un público más cultureta y fetén) sino que también ha mejorado ostensiblemente el look de las furgonetas de comida, lejos de los puestos de churros de las ferias de pueblo o de los carritos como el que conducía el famoso Ignatius Reilly. Algo más naïf-country-hippie-hipster. De lo que no me quejo nada en absoluto, tampoco. Pongo como ejemplo algunos de los Food Trucks que había en MadrEat el fin de semana pasado en Azca.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y arrancamos con el 360. Los Food Trucks en Estados Unidos ya tienen una historia corta-larga de usar las redes sociales a su favor. Lo cuenta de forma exagerada una de mis pelis favoritas del año pasado: Chef.

(alerta spoiler: sí… el CM es un niño de 9 años…)

Pero la película no se aleja tanto de la realidad. A través de las redes sociales The Cinnamon Snail avisaba a sus acólitos dónde instalaba su camión de comida vegana cada día. Considerado uno de los mejores establecimientos sobre ruedas de Estados Unidos, los problemas de licencia lo han alejado de la vida nómada y Adam Sobel tiene que reenfocar su carrera hacia otras nuevas aventuras. Pero durante un par de años, sus incondicionales podían disfrutar de la comida que ofrecía enterándose de su ubicación gracias a Twitter.

Como ya indicó Mashable, las apps se iban a convertir en las mejores aliadas del movimiento de la comida en movimiento. “SigaelFoodTruck” es la primera app en España para “FoodTruckers”, tanto para seguirlos como para hacerse con uno de ellos. RoamingHunger, Truckily… En el universo apps (ya hablaremos de la burbuja de las apps más adelante) también hay mucho donde elegir. Las hay con un perfil más informativo, o con un corte más social donde los usuarios pueden geolocalizar a los camiones, opinar, etc.

¿Pero es esta la única forma que tienen los cocineros sobre ruedas de usar la tecnología? De nuevo Mashable nos habla de las 9 aplicaciones más utilizadas por estos chefs: de Evernote para hacer la compra a distintos sistemas de tickets y pagos que faciliten el servicio y algunas apps para hacer apps o webs móviles, las tecnologías móviles se convierten en los mejores aliados para la comida móvil.

En una ciudad ideal donde los Food Trucks no se limitaran a hacer acto de presencia en mercados ad-hoc, un cliente podría ubicar en twitter dónde está su camión favorito, pedir la comida y pagarla de camino al camión, llegar, coger la comida sin tener que esperar cola, degustarla y subir su opinión geolocalizándola y compartiéndola -de nuevo- en redes.

 

Anuncios