¿Te atreves a soñar?

A veces, para dar el salto, solo hay que decidir dar el salto. El vértigo siempre pertenece a los que dudan si saltar.

Adelante. Soñemos. No solo en lo laboral o en los proyectos. Soñemos en la vida y en el amor. Siempre. Soñemos.

Anuncios